COVID-19 / Listos para volver a fase 3

San Andres de Giles empieza a prepararse para volver a la fase 3, esto se desprende de los casos positivos declarados en los últimos días y lo que dice la nueva normativa «Fase 3 (se mantiene con el mismo criterio que hasta el momento): Ingresan a dicha fase los municipios en donde se haya producido un brote o un aumento significativo y repentino de casos COVID y que a partir de la identificación de los primeros casos autóctonos, se observe un incremento en la velocidad de transmisión, medida en términos de tiempo de duplicación, o la ocurrencia de casos autóctonos en donde se verifique que la cadena de transmisión se corresponde con un escenario de transmisión comunitaria.»

Si bien no existiría por el momento un «aumento significativo» y la transmisión comunitaria es hasta ahora una sospecha con algunos fundamentos, el retroceso en la fase sería un hecho. La decision implicaría una perdida en algunas de las liberaciones vigentes hasta el momento, pero tambien la obligación del municipio de establecer nuevamente controles que se habían dejado de lado.

La relajación de la población es visible, los 120 días de aislamiento provoca que las personas ya no están tan dispuestas a cumplir con las normas sumado a que algunos de los contagiados mienten a las autoridades en las consultas para evaluar el nexo epidemiologico, eso constituye un caldo de cultivo muy complicado. Las famosas juntas, las imposibilidad de controlar el movimiento de personas entre localidades donde hay una gran circulación comunitaria, el hecho de que un funcionario municipal resultara positivo, hacen un caldo de cultivo muy complicado para el municipio que hace lo que puede.

Lo cierto, es que los casos han aumentado y todo hace pensar que aumentaran más en los proximos dias, la cuestion es que si se trata de nexos con otros positivos no sería un problema mayor el control de la pandemia, pero cuando ese nexo no se puede establecer, porque la información brindada no es suficiente o es falsa, esto se torna en un rompecabezas difícil de resolver.