Cuarentena/Emprendedores reconvertidos

Las emprendedoras y emprendedores de San Andrés de Giles como toda la sociedad también han sido atravesados por la cuarentena y han tenido que reconvertirse, como es el caso de Anita Miroglio dueña de ANIS HOME, emprendimiento dedicado a la confección de prendas para bebes, con ella hablamos para saber cómo es esto de reconvertirse. 

¿Cómo fue para vos Ana reconvertirse como emprendedora y hacer barbijos personalizados? 

Lo barbijos los hago “de onda”, la gente me los empezó a pedir. Originalmente me costaba hacerlos porque no estaba convencida de poder hacer un producto con asepsia. Algunos decían que debía usarse y otras no así que era muy confuso y no me sentía cómoda. 

¿Y cuándo fue que tomaste la decisión de hacerlos? 

Fue cuando comenzaron a pedirnos del Hospital y de la policía y con otras chicas que sabían cocer empezamos hacer los descartables y después se necesitó para todo y arrancamos con los personalizados y tuve pedidos muy extraños. 

¿Cuál es el tapaboca más extraño que te pidieron? 

Uno que quería la marca “John Deree” porque le gustaba esa marca y después me empezaron a pedir de los negocios y al principio no entendía hasta que alguien me dijo “pensa que soy la lleva las cosas a las casas y no me conocen” pero de todas maneras continuamos haciendo para el hospital y el “modo comunidad”. 

¿Vos estabas acostumbrada a vender on-line, pero notaste algún cambio con la cuarentena?  

Mi principal canal de ventas es a través de las redes en especial Instagram, por eso no me costó tanto la adaptación: si fue complicado el tema de los envíos que se demoraban y después cuando todo se acomodó empezaron a llegar pedidos porque la gente estaba con tiempo en las casas y quería renovar muchas cosas y me llenaron de pedidos

¿Y qué fue lo que más te pidió la gente? 

Nuestro fuerte es son los productos de bebe, pero también hacemos unas mantitas de corderito y nos empezaron a pedir con la llegada del frio, se ve que querían estar calentita mirando Netflix