Intendente Ivan Villagran – Desinfectamos vehículos y mercaderías desde el principio

La cuarentena ha puesto a los municipios a administrar una situacion impensada, Prohibiciones, limitaciones y demás, han puesto a los intendentes entre las cuerdas. así como conversamos con el intendente de Ratto de San Antonio lo hicimos con el Ivan Villagran intendente de Carmen de Areco.

¿Intendente estamos atravesando esta pandemia y queremos saber como se preparo Carmen de Areco para enfrentarla?

Estamos trabajando desde el minuto uno, donde creamos un comité de crisis y hicimos un monitereo de quienes venían del exterior y les pedimos que se aislaran, aun aquellos que venían de países que no estaban en riesgo y la verdad que los vecinos colaboraron mucho. Eso nos sirvió mucho en un principio. Lo que hicimos fue los primeros siete días hacerles una llamada diaria y los segundos dos llamadas diarias que es el momento en que podía aparecer algún síntoma. Cambien conformamos un equipo de salud mental para atender los problemas que tuvieran algún problemas en ese sentido.

¿En giles es obligatorio el tapaboca, usted lo impuso igual?

No acá esta recomendado y por una cuestión que veníamos trabajando coordinadamente con el gobernador de la provincia y ahora que se ha instaurado sera como dice la norma. Pero te podría decir que en Carmen, 9 de cada 10 vecinos lo usan.

¿Están controlando los ingresos a la ciudad?

Si, establecimos el control de vehículos y personas. Hicimos un arco que desinfecta todos los vehículos que ingresas a Carmen y esta semana incorporamos la desinfección de todas las mercaderías que ingresan a Carmen. Ademas vamos a los diferentes lugares donde se venden alimentos y desinfectamos los bultos. Algo similar hacemos con el colectivo La Isleña que desinfectamos por afuera y por adentro, si bien nos dicen que la empresa lo hace igualmente los pasajeros son muy pocos.

¿Y como han organizado el tema salud?

Nosotros tenemos un hospital provincial que corresponde al corredor de la ruta 7 y lo primero que hicieron es dividir el hospital en dos una arte para pacientes febriles y otra para las patologías comunes. Los febriles tienen una carpa en la parte externa y con atención personalizada. La gente ha colaborado mucho donando mas de dos millones de pesos, tenemos todo bajo control.