La pandemia que descubrió una realidad social complicada

La situacion social disparada por la pandemia de covid-19, trajo aparejada la salida a la luz de una triste triste realidad que vive nuestro partido y que no escapa a las misma realidad que vive nuestro país.

A poco de declarado el aislamiento social obligatorio, la municipalidad creo el «modo comunidad» un organismo multiorgánico formado por estamentos del estado y entidades de bien publico. De esta manera se canalizo la ayuda a las familias que necesitaban el apoyo alimenticio y social. Todos los sábados, la gente del modo comunidad se reúne en el club Victoria y arma las bolsas con productos frescos ya sea verduras o carnes y las distribuye entre miles de familias que las necesitan.

Hasta que comenzo la situacion de pandemia, unas quinientas familias erar ayudadas por la secretaria de acción social, pero luego de comenzada ese numero se multiplico exponencialmente, hoy las familias que requieren ayuda son mas de dos mil. La secretaria de acción social del municipio Julieta Faiad fue categórica, al ser consultada sobre este tema » Nosotros desde la secretaría y desde la pandemia hemos aumentado cuatro veces la cantidad de familias que estamos ayudando. Hoy son mas de dos mil y es posible qeu la situacion viniera de antes y la pandemia lo puso a flor de piel»

Los clubes son fundamentales, el Victoria al que se le suman El Frontón y Villa Manchi y el ropero de la Capilla Monte de Novi, que hace años trabaja en ese sentido. SIn embargo la ayuda parecería no alcanzar, todas las semanas se suman pedidos que hacen mas triste la realidad social de muchas familias gilenses.