Pandemia/ La gastronomía y los bares en situacion limite

La crítica situacion económica desatada por la pandemia, está haciendo llegar a su punto límite a muchos comerciantes del rubro gastronómico y de esparcimiento y esta situacion que en algunos casos es de desesperación.

Un grupo de comerciantes del rubro gastronómico y bares, comenzaron a pedir reuniones con el intendente Puglielli, con el fin de ver que manera su situacion puede considerada y se les permita una apertura controlada mediante protocolos, situación que está contemplada en la fase 4 en la que San Andres de Giles se encuentra en la actualidad. Sucede que los comerciantes, ven que en otras localidades en la misma fase maneja la situacion de otra manera y su situacion económica es limite.

Los argumentos esgrimidos por el intendente municipal Carlos Puglielli son claros, si bien al dia de hoy hay 4 casos activos, la cercanía con lugares calientes de contagio hace que la municipalidad no flexibilice más. Si bien se está contemplando una amplitud de lo horarios para los comercios (http://noticiasgilenses.com.ar/covid-19-bajan-los-casos-pero-el-municipio-no-abre-la-economia/?fbclid=IwAR1BtQQpvmuuMetEFAMZpPKI6P04W0RIwtrkwRSuPd_OiXV67F-MdIch4uw) , nada se estudia con relación a los rubros de gastronomía y esparcimiento. En relación a los gastronómicos tampoco se está contemplando la modalidad Take Away, en la que los clientes encargan la comida y luego la pasan a retirar por el local, sobre este punto en particular, el municipio esgrime como fundamento el no querer impulsar el número de personas en la vía pública, algo que pareciera ser un argumento muy flojo.

Por otro lado , tambien es real que estamos atravesando el peor momento de la pandemia, con más de siete mil contagiados diarios y en la semana que corre ya son casi veinte los vecinos hisopados de los que se esperan los resultados, pero la complicada situacion económica de estos comerciantes le pone una mirada de inquietud que está complicando la vida de muchas familias que vive de estas actividades que hace cuatro meses no facturan un solo centavo. Este mediodía el dueño de un lugar tradicional de nuestra ciudad, le confió a este medio » nunca vivimos algo igual, estamos al límite ya no aguantamos más»