Un yogur del Conicet potencia pymes locales y es clave en la lucha contra el hambre

El sitio REDACCIÓN,com.ar publicó esta nota sobre una nueva experiencia que busca terminar con le flagelo del hambre en la Argentina, la compartimos con nuestros lectores para difundir esta noticia positiva para toda la ciudadanía.

Yogurito será parte del Plan Argentina Contra el Hambre. Este yogur está enriquecido con el probiótico Lactobacillus rhamnosus CRL 1505, que tiene la capacidad de aumentar las defensas naturales del organismo. Impacta en nuestro sistema inmunológico, mejorando el estado general del organismo y previniendo infecciones respiratorias e intestinales. El alimento nació hace más de diez años en el Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA, CONICET), en Tucumán.

El yogur ya forma parte de otros programas sociales. El de mayor envergadura es el de la provincia de Tucumán, vigente desde 2008. Abarca unas 500 escuelas públicas y los beneficios de este probiótico llegan a unos 300.000 chicos, que están en la primaria y que lo consumen tres veces por semana. Otras provincias, como Santiago del Estero y Entre Ríos, y el municipio de Luján se sumaron mediante convenios con el CONICET.
Desde su adopción por el gobierno de Tucumán en 2008, el proyecto Yogurito creció de manera ininterrumpida. «En este marco desarrollamos otros productos funcionales de base láctea como CHOCOLET (leche chocolatada), un bioqueso y BIOSEC (un suplemento nutricional en polvo), que ofrecen los mismos beneficios que Yogurito”, cuenta Graciela Font, una de las investigadoras de CONICET que trabaja en el CERELA en Tucumán.
En Tucumán la producción está a cargo de plantas lácteas. Para desarrollar Yogurito o bioqueso a nivel nacional hacen falta pymes, pero no descartan la participación de empresas de mayor envergadura.
El programa Yogurito es un proyecto que promueve políticas públicas inclusivas y genera desarrollo en el propio territorio. “En este sentido, la ciencia y la tecnología deben abrirse a la participación de nuevos actores sociales. Los mayores desafíos son la logística de producción y que los canales de distribución garanticen la entrega del producto en tiempo y forma”, dice Font.